martes, 27 de enero de 2015

LOS LOGOTIPOS


 “Una imagen dice más que mil palabras”, pues bien para una empresa esto es lo que 
significa el logotipo, que es sin una de las piezas clave dentro para cualquier marca,
pues estamos hablando de la identidad con la que será conocida por los consumidores.


Un logotipo, en términos generales, requiere el uso apropiado de la Semiótica como 
herramienta para lograr la adecuada comunicación del mensaje y la interpretación por 
parte del espectador más cercana a este mensaje.
Para que un logotipo resulte congruente y exitoso, debe ser conforme al principio 
fundamental del diseño donde «menos es más».
Rob Janoff


Dicha simplicidad permite que sea:
Legible - hasta el tamaño más pequeño.
Escalable - a cualquier tamaño requerido.
Reproducible - sin restricciones de materiales.
Distinguible - tanto en positivo como en negativo.
Memorable - que impacte y no se olvide.

Que los logotipos son producto de un arduo trabajo y estudio del producto y de la empresa
solo una pequeña muestra con la Caixa, ahora  Caixa Bank


La identidad bancaria, en 1979,  contrató a la empresa norteamericana Landor 
Associates para iniciar un proceso de renovación de la imagen que fuera coherente 
con la personalidad y trayectoria de ”la Caixa”.
El equipo de Landor presentó diferentes propuestas del símbolo, pero, frente a las
opciones más conservadoras y tradicionales, poco a poco fue cobrando fuerza la 
necesidad de explorar caminos más novedosos e imaginativos en la búsqueda de una 
imagen diferente: el concepto Miró. 
Así, finalmente ”la Caixa” decidió encargar al propio artista Joan Miró

Joan Miró i Ferrà (Barcelona, 20 de abril de 1893-Palma de Mallorca, 25 de diciembre 
de 1983) pintor, escultor, grabador y ceramista catalán.



Una creación suya para utilizarla como representación visual de la entidad, lo que era 

en sí mismo reafirmación de la responsabilidad social y cultural de la entidad financiera 

en su mecenazgo de las artes.

Miró aceptó el encargo de crear para ”la Caixa” una obra a partir de la cual pudiera 
aislarse algún elemento como logotipo de la entidad. Así pues, realizó conjuntamente 
con Josep Royo un gran tapiz.

Josep Royo Barcelona, 1945.


Inicia sus estudios en la Escuela de Dibujo de Sant Cugat del Vallés, posteriormente 
estudia pintura en la Escuela Massana de Barcelona.
En 1959 empieza a trabajar en la fábrica de tapices Aymat de Sant Cugat del Vallés, que 
más tarde será la Escuela Catalana de Tapiz.
A través de su trabajo con el textil alcanza reconocimiento internacional, tejiendo los 
cartones de importantes artistas de la época, como Miró o Tàpies.
Sus trabajos se han expuesto en todo el mundo y su reconocimiento no se debe solo a sus importantes colaboraciones, sino también por sus propios trabajos.


El resultado de dicha colaboración es este tapiz 




La irrupción de la estrella de Miró para ”la Caixa” supuso una ruptura radical con los 
patrones imperantes de la identidad bancaria de la época.
En el año 1980, la estrella y sus colores, tan mediterráneos y característicos de la 
obra de Joan Miró, se convirtieron en el símbolo de ” la Caixa ”.

Pero como siempre existe la excepción.

Como  el caso de " LA COSTE "


Jean René Lacoste (París, 2 de julio de 1904 -  San Juan de Luz, 12 de octubre de 1996)


Su logotipo no fue realizado por ningún diseñador ni pensado con los productos que hoy
en día conocemos, ni siquiera existía la fabricación.

El culpable del logotipo fue una maleta de piel de cocodrilo y un periodista.


Fue un deportista profesional parisino que ganó siete "Grand Slam" individuales, apodado 
"Le Crocodile" (el cocodrilo) y componente de la mejor generación de tenistas franceses 
en la década de los años 20 del siglo pasado.



En base de una anécdota deportiva, se le ofreció una maleta de piel de cocodrilo si 
ganaba un partido.
Perdió, pero un periodista, conocedor de la propuesta, comenzó a apodarle "el cocodrilo".
Tan conocido y extendido fue el apodo que Lacoste se hizo bordar un cocodrilo en las 
batas que se llevaban antes de empezar el partido y aquí empezaron sus "innovaciones".


En 1927 diseñó sus propias camisas de competición, blancas y ceñidas, que le valieron 
no pocas críticas. 1929 fue el año de su retirada como jugador aunque continuaría 
vinculado como capitán del equipo de Copa Davis francés.  Hasta 1942 sería presidente 
de la Federación Francesa de Tenis.
Es a partir de este momento en el que se centra en su negocio "de moda", que le daría 
muchos más éxitos y transcendencia histórica.

Pero no fue hasta 1933 que crea la primera camisa en "jersey petit piqué", también 
denominado polo, con el emblema de cocodrilo bordado.



Como podemos ver en el arte, el mundo del logotipo, es un mundo y aparte.

Hasta pronto.