martes, 24 de mayo de 2016

LOS VAGABUNDOS DEL ARTE

Casi todos los grandes artistas y que hoy su fama es universal, en alguna época
de su vida han sido vagabundos del arte. A este tipo de vida se le llama Bohemia.
Solo por mencionar algunos de ellos. Dalí, Picasso, Miró, supieron lo que era pasar
hambre, frío y vivir en estudios sin luz y llenos de miseria.
El dibujante francés Honore Daumier, nos muestra más o menos como eran estos
estudios.

Edith Piaf, Montserrat Caballe, ya de niñas supieron lo que era dormir en los bancos
y plazas de su ciudad. La pintora Lita Caballut y Charles Chaplin, los horfalinatos.


video

La lista sería interminable. Tanto ayer como hoy, nuestras calles están recorridas por
estos vagabundos del arte ( Bohemios ). 

Los vagabundos del arte, fue un movimiento artístico ruso que nacería debido al poderío
económico y político, apoyando totalmente a los miembros directivos y profesores de la  
academia de arte , sin dar posibilidad a los artistas ni para decidir ni para opinar.
Imperial Academia de las Bellas Artes.



Esto comenzó a producir fuertes tensiones entre artistas y profesores que se manifestaron
en protestas más o menos públicas, como “la rebelión de los trece” y que constituyeron 
el caldo de cultivo para la gran rebelión de los pintores itinerantes " Los vagabundos ".
Todos ellos fueron expulsados de la academia.
Los pintores itinerantes se convirtieron en una especie de símbolo de la pintura rusa 
del siglo XIX. La Peredvizhniki se convirtió en la comunidad artística más popular e 
influyente en la historia de Rusia.
Los miembros de los Peredvízhniki


Abram Arjípov, Nikolái Kuznetsov, Nikolái Gue, Nikolái Kasatkin, Arjip Kuindzhi
Iván Kramskói, Isaak Levitán, Aleksandr Litóvchenko, Rafaíl Levitski, Vladímir Makovski
Vasili Maksímov, Grigori Myasoiédov, Leonid Pasternak, Vasili Perov, Vasili Polénov
Illarión Pryánishnikov, Iliá Repin, Andréi Ryábushkin, Konstantín Savitski
Alekséi Savrásov, Valentín Serov,Emili Shanks,Iván Shishkin, Vasili Súrikov
Apollinari Vasnetsov, Víktor Vasnetsov, Nikolái Yaroshenko.
Kramskoy fue el primer líder de la Sociedad de artistas itinerantes, los conocidos

Pintores Vagabundos. Autorretrato


Iván Nikoláyevich Kramskói (27 de mayojul./ 8 de junio de 1837greg. - 24 de marzojul.
5 de abril de 1887greg.)  fue un pintor y crítico de arte ruso.
Fue uno de los inspiradores y el líder inicial de la Sociedad de Exposiciones Artísticas
Itinerantes Los vagabundos.

Kramskoy Campesino con Bridas (1883)


En marzo de 1887 Iván Kramskói estaba pintando un retrato del pediatra Karl Raujfus. 
Súbitamente el artista se inclinó y cayó al suelo.



El doctor intentó ayudarle pero no pudo hacer nada, Kramskoy había muerto.  
Podemos apreciar en este cuadro el ultimo trazo del pincel de Iván Kramskói, en el 
extremo inferior en el momento de caer al suelo sin vida.
La Galería Tretiakov de Moscú alberga actualmente la colección más completa de 
obras de Kramskói, seguida por el Museo Ruso de San Petersburgo.
La herencia de Kramskoi en el arte ruso es incalculable.


Konstantín Savitski. Reparando el Ferrocarril.


Los sirgadores del Volga, de Repin, supuso una importante denuncia pública de las 
duras condiciones de trabajo de este gremio.




Iliá Yefímovich Repin, Chugúyev, Imperio ruso, 24 de juliojul./ 5 de agosto de 1844greg.
juliojul./ 5 de agosto de 1844 greg. - Kuokkala, Finlandia (ahora Répino en el Distrito
de Kurortny de San Petersburgo), 29 de septiembre de 1930) fue un destacado pintor y
escultor ruso del movimiento artístico Peredvízhniki ( Los Vagabundos )
Tolstoi arando, Ilyá Repin



El propio Repin diseñó su casa, situada a unos cuarenta kilómetros al Noroeste de
San Petersburgo, en el istmo de Karelia. La finca Los Penates debe su nombre a los 
ídolos romanos protectores de la familia y del hogar.



Los Penates constituyen actualmente parte del Patrimonio de la Humanidad

San Petersburgo y conjuntos monumentales anexos. En 1940 la residencia fue abierta 
al público en calidad de casa-museo. 

La Academia Imperial de las Artes de San Petersburgo, en la que Repin estudió, cambió 
de nombre tras la Revolución de 1917 y en 1947 fue trasladada a Moscú. 
Desde entonces el edificio ha albergado el Instituto académico de San Petersburgo de 
pintura, escultura y arquitectura Iliá Repin.
La Rapsodia Oriental op.29 de Aleksandr Glazunov (1889) está dedicada a Iliá Repin.

Juan Patrón, bohemio, pintor y vagabundo del arte por vocación.




“vive”, una cueva, un búnker de hormigón armado a la vera del río, el y otro compañero
suyo de correrías,en San Vicente de la Barquera, un municipio de la comarca costera
occidental de Cantábria (España).

Un verdadero heredero de aquellos pintores rusos 
Itinerantes Los vagabundos

Tiene encargos de personas que le vienen a buscar desde muy lejos, personas 
conocidas y notorias, gentes del arte como por ejemplo Geraldine Chaplin,
Tip y Coll
Con su mochila cargada de obras y experiencias vividas recorre las tierras del norte.
Cuando pasa por S. Sebastián le compran todo lo que lleva en la mochila en cierta 
gelería de arte muy conocida.

No todos estos artistas itinerantes Los vagabundos del arte, conocerán la fama y la gloria 
en el mundo de las artes. 
Pero todos ellos serán libres, con una mochila cargada de experiencias vividas, como 
pocos mortales.
Y es que en nuestras calles incluso la locura, se convierte en un poema de cordura.

video
Hasta pronto.









jueves, 19 de mayo de 2016

"LA COMISIÓN ROBERTS" Y VAN MEEGEREN 2ª parte


De "La comisión  Roberts" nacería los " Monumentsmen " ( Hombres de los Monumentos )
también se les conocía como los Venus Fixers.


Cuando dio inicio la guerra, los curadores, historiadores, académicos y expertos en arte,
que posteriormente formarían este comando especial, ya habían entrado a su mediana edad. 
Pero era necesario reclutarlos una vez se supo que la invasión a Europa era inminente. 
Había una imperiosa necesidad por salvar los edificios históricos y rescatar aquellas 
obras que ya habían sido tomadas por la Alemania Nazi.

Tres años estuvieron en “batalla”, mal equipados y sin tener un camino trazado con 
claridad, en búsqueda especialmente de aquellos tesoros perdidos obras y esculturas de 
Goya, Rubens, Manet, Picasso, de Rembrandt, Miguel Ángel, Vermeer y Gante.


PARIS - 2 de diciembre de 1941: En el Museo Jeu de Paume, Mariscal del Reich 
Hermann Göring, pintura en la mano izquierda y el cigarro en la mano derecha, se  
sienta mirando a dos pinturas de Henri Matisse siendo apoyados por Bruno Lohse. 
De pie a la izquierda de Göring es su asesor de arte, Walter Andreas Hofer. 
Ambos cuadros fueron robados de la colección Paul Rosenberg por los nazis y fueron 
recuperados y devueltos después de la guerra.




El cuadro de la izquierda, margaritas, hoy cuelga en el Instituto de Arte de Chicago.
La otra, titulada Danseuse au Tambourin, está en el Museo Norton Simon de
Pasadena, California. (Foto: Archivo de Museos Nacionales). 

Entre sus logros más resonados -y que recrea la película – fue el increíble hallazgo en



las Minas de Sal de Altaussee en Austria. A más de 56 kilómetros de profundidad, Hitler 
tenía oculto más de seis mil  piezas de arte.




Los robos fueron ordenados por Hermann Göring, mano derecha de Hitler.  
Descubrir todo lo que Hitler guardaba ahí les tomó dos semanas en registrarlo.

En realidad dos semanas para clasificar  seis mil piezas de arte parece poco tiempo.
Pero si calculamos que los  " Monumentsmen " estaba compuesto por más de 200
expertos de 13 naciones, vemos que fue un trabajo agotador.

Entre los cuadros se hallaban obras de Vermeer con toda su documentación que ponía 
en evidencia al  artista y galerista holandés  Van Meegeren.
Chica mirándose en el espejo. de Van Meegeren.


“Cristo con la mujer adúltera”  de Jan Vermeer y que vendió por 30 millones de marcos 
al mariscal alemán del III Reich Hermann Göring.



Su detención no se hizo esperar. Acusado de colaboración, traición a la patria y robo y 
tráfico de obras de arte, a Van Meegeren sólo le podía esperar la condena a muerte. 
La policía se dirigió entonces a su galería para detenerle por  traición a la patria, pues había vendido una obra del patrimonio nacional al enemigo.

Había sido un ladrón, un colaborador, se había aprovechado del sufrimiento de su 
pueblo, cometido la deslealtad de robar a su país para ayudar a los nazis. 


El acusado Van Meegeren se justificó diciendo que, para salvar el original, le había  
vendida a Göring una falsificación, como era una excusa difícil de creer, sólo tenía dos 
opciones: la condena a muerte o la cadena perpetua. 

Cuando se hallaba ante el tribunal, sorprendentemente propuso un trato: pintaría una 
réplica exacta de una obra maestra del arte holandés y demostraría con ello que era 
un falsificador.




El tribunal le dio una oportunidad, lo encerraron en un estudio convertido en cárcel 



y de sus trazos surgió una nueva obra maestra como había hecho en 1938 con
“La Última cena” y “El Cristo de Meaux”, exhibidas en el museo Boymans, y consideradas  
por muchos especialistas mejores que el original.

Dos expertos contemplan la obra del falsificador Han van Meegeren 'La cena de Emaús'. 
Mal atribuida a Vermeer, en su época se consideró la obra maestra del pintor holandés.



Los Jueces no conforme por los expertos en arte del juicio trajeron expertos  
de diferentes partes del mundo y que no supieran nada del juicio. Todos ellos  
autentificaron que eran autenticas obras de Vermeer.




Referente a “Cristo con la mujer adúltera”  de Jan Vermeer y que vendió por 30 millones 
de marcos al mariscal alemán del III Reich Hermann Göring. y realizada por 
Meegeren obra por la cual fue llevado a los tribunales.



En esa época , las pocas obras catalogadas, no eran del conocimiento general y por 
esta razón muchos entendidos cayeron en el timo, dado el parecido, la coloración, la 
temática y el estilo y la  gran técnica de Meegeren.


Un lienzo muy parecido al arte de Vermeer representaba la escena evangélica de la 
“mujer adúltera”. El estilo recordaba al del prestigioso pintor barroco, la placa sobre 
el marco indicaba que en efecto era suyo pero sin embargo, era la primera vez que se 
tenía constancia de esta obra, desconocida para cualquier especialista y sobre todo, 
vista por vez primera. Como quiera que la cosa no les terminó de encajar a los 
americanos decidieron formar un comité de expertos que autentificaran el cuadro. 
Meses después de practicar todo tipo de pruebas, tanto el material, la técnica como 
la antigüedad que acumulaba el lienzo, no dejaban lugar a dudas: era un auténtico 
Johannes Vermeer.


Meegeren, solo fue condenado a un año de cárcel y paso de ser un traidor aun héroe
nacional que a conseguido engañar a Göring  y  Hitler.


El 12 de noviembre de 1947 la Cuarta Cámara de la Corte Regional de Amsterdam 
declaro a Han van Meegeren culpable de falsificación y fraude, y fue sentenciado a una 
prisión mínima de un año. El 26 de noviembre de 1947, el último día para apelar al fallo, 
Van Meegeren sufrió un ataque cardíaco y fue llevado al hospital Valeriuskliniek de 
Amsterdam. En el hospital, Van Meegeren sufrió un segundo ataque el 29 de diciembre, 
y fue declarado muerto a las 17 horas del 30 de diciembre de 1947 a los 58 años de edad.

Van Meegeren: «¡He probado al mundo que un plagio puede ser tan bello como el original!»


La chica del sombrero azul es una pintura atribuida a Johannes Vermeer, pero que en 
realidad fue creada por Han van Meegeren y vendida en 1937 a la colección Thyssen.



En 1958 fue declarada falsa y retirada del inventario; hoy sin embargo, se la puede 
hallar en reproducciones modernas, vendidas como obra de Vermeer.


Solo un pequeño apunte Miguel Ángel le vendió al papa Julio II esculturas suyas como 
si hubieran sido cinceladas por los griegos.

Hasta pronto.


 .











miércoles, 11 de mayo de 2016

"LA COMISIÓN ROBERTS" Y VAN MEEGEREN

Quizás convendría empezar, que en las guerras no hay ni vencedores ni vencidos
ni buenos ni malos, solamente perdedores.

La Catedral St. Michael de Londres fue bombardeada durante el Blitz: una operación 
de bombardeos realizada por la Luftwaffe contra la capital británica en 1940.




Iglesia de Nuestra Señora, Dresde, Alemania.  en el que 135.000 personas murieron 
debido a las bombas aliadas.




La Catedral Urakami (Nagasaki, Japón) fue casi borrada por la bomba nuclear el 9 de 
agosto de 1945.




Hitler, además de invadir vastos territorios con sus poderosos tanques y su abundante 
Luftwaffe, estaba desvalijando los museos europeos para construir en la ciudad donde
vivió su infancia, Linz, Austria, el Führermuseum (museo del Führer) con lo más
selecto de las obras de arte que habían sustraído.

Por esa razón los museos más emblemáticos estuvieron cerrados y sellados durante 

los seis años que duró el conflicto, la Mona Lisa de Da Vinci se cambió cinco veces de
lugar y el Hermitage evacuó 1,2 millones de piezas en cuatro semanas para evitar que
la ambición de Hitler y de su segundo, Hermann Goering, se apropiara de aquellos
tesoros de la humanidad.

Soldados nazis sacan un cuadro de Sandro Botticelli de la galería de los Uffizi, en
Italia.



Pero miles de obras de pequeñas galerías y coleccionistas privados no tuvieron la 
misma suerte. 
De hecho, cuando Goering fue arrestado, se halló bajo su custodia una colección 
de arte superior a la Galería Nacional de Washington, el mayor museo de este tipo 
en EE.UU.


La presión de los historiadores de arte, conservadores y directores de museos  en 
Estados Unidos hizo efecto: en junio de 1943, el presidente Franklin D. Roosevelt 
aprobó una resolución que creaba una comisión de salvamento de monumentos y obras 
de arte en zonas de guerra. 

Sin embargo, quedaba un asunto por resolver: ¿quiénes iban a ser lo salvadores del arte
incautado?


Fue cuando se creó el comando, bajo la instrucción del presidente de la Corte Suprema 
de Justicia de EE.UU., Owen J. Roberts.



El trabajo en el terreno se denominó "La comisión  Roberts" 
unos 200 hombres, entre soldados, historiadores de arte, directores de museo , 
restauradores dueños de galerías de diferentes países fueron enviados a la guerra.
Se los llamó los " Monumentsmen " ( Hombres de los Monumentos


La labor de este pelotón especial del mundo del arte fue recuperar las piezas que 
los nazis habían robado y devolverlas a sus dueños originales.


Monumentsmen Lt. Frank P. Albright, Oficial de enlace polaco Maj. Karol Estreicher, 
monumentsmen Capt. Everett Parker Lesley, y el soldado. Joe D. Espinosa, guardia con 
el 34º batallón de la artillería, posan con “La Dama del Armiño de Leonardo da Vinci” 
a su regreso a Polonia en abril de 1946.




Cabe destacar que todos ellos y ellas  los Monumentsmen eran grades expertos en 
arte hecho a tener en cuenta para comprender mejor la historia del artista holandés 
Van Meegeren, fue un pintor y marchante que ha pasado a la historia...



Solo por poner un ejemplo de un Monumentsmen.
Patrick Lennox Tierney ( 1914 – 2015 )



Patrick Tierney Lennox fue un destacado estudioso del arte japonés y un defensor 
permanente para la educación del arte asiático.
Lennox Tierney murió el 12 de junio de 2015, en Salt Lake City. 
Su increíble colección de más de 250.000 diapositivas, rollos de película, y vídeos de 
conferencias relacionadas con el estudio de arte asiático se conservan en el 
departamento de Colecciones Especiales de la Biblioteca J. Willard Marriott en la 
Universidad de Utah.


Al terminar la 2ª guerra mundial los aliados requisaron la colección de arte que el nazi 
Göring escondía en una mina de sal en Altaussee, Austria




Los Monumentsmen inspeccionando las obras de arte.





Seria en estas minas donde el artista Van Meegeren (autorretrato)


Pasaría a ser de un traidor y colaboracionista nazi a casi un héroe nacional.
Continuara. Hasta pronto









miércoles, 4 de mayo de 2016

LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO QUE DESAPARECIO



Actualmente, hay 7 maravillas del mundo antiguo, y 7 maravillas del mundo moderno. 
Pero, de estas 14 maravillas, 6 ya han desaparecido. Se las considera maravillas ya que 
son las mejores construcciones del mundo, aunque para la octava maravilla también 
están postulando paisajes naturales.
Petra, en Jordania.

.

Machu Picchu, en Perú.



Chichén Itzá, en México.



La Gran Muralla China.



Coliseo Romano Roma.



Taj Mahal, en la India.



Y Estatua del Cristo Redentor, de Brasil.



Con el deseo de encontrar en la actualidad una octava maravilla Virtual Tourist, que 
desde inicios del año 2013 había dispuesto una elección entre 330 lugares de 50 países.
Una votación internacional escogió al Parque Nacional Torres del Paine en
"La Patagonia chilena" 



Como la Octava Maravilla del Mundo con 5.000.000 de votos.

Pero hoy en día lo que se considero como la Octava Maravilla del Mundo, esta envuelta
de misterio su desaparición. El Salón de Ámbar.
Reproducción de la sala en Tsárskoye Seló



En 1701, Federico I se convirtió en el primer rey de Prusia




Su esposa, Sofía Carlota de Hannover



Decidió reflejar la “grandeza” de su marido construyendo una sala especial en el 
Palacio de Charlottenburg, en Berlín. 
Fotografía real de lo que era este salón.



Durante seis años, albañiles y orfebres alemanes y daneses trabajaron para dar forma 
a una sala de 55 metros cuadrados formada  por gigantescas placas de ámbar, láminas 
de oro y cientos de piedras preciosas.

La cámara quedó con más de 350 tonalidades del material semiprecioso con un peso de 
seis toneladas, generando un ambiente único.
Reconstrucción de la sala en Tsárskoye Seló.



Cuando la Wehrmacht invadió la Unión Soviética, las autoridades rusas ordenaron el 
traslado de los tesoros de San Petersburgo (por esos años Leningrado) a la localidad de 
Ekaterimburgo, pero esa orden no pudo cumplirse para el salón ámbar. El rápido avance 
de las fuerzas nazis frustró el traslado de la Sala. 

En septiembre de 1941, la cámara fue descubierta por las fuerzas de Hitler, que la

desmontaron en 36 horas y la trasladaron a Alemania. En noviembre de 1941, los nazis 

las exhibieron en el Castillo de Königsberg, ubicado en la antigua capital de Prusia.


Desapareció en enero de 1945, después de una serie de ataques aéreos y un asalto 
terrestre sobre la ciudad de las tropas rusas.

Mientras que algunos decían que había sido destruido en los ataques, otros dijeron 
haber visto 40 vagones alejándose del castillo bajo un manto de secretismo.

Es ahí donde se pierde la pista del Salón Ambar.

De la vasta cantidad de objetos sustraídos de la cámara, se encontraron solamente 
una cómoda y un mosaico florentino. Este último, fue recuperado un año después del 
saqueo, cuando el hijo de uno de los soldados alemanes de apellido Achtermann, se 
disponía a venderlo por cinco millones de marcos. La cómoda fue hallada por 
casualidad en el año 1997 en el museo berlinés de artes aplicadas. En cuanto al resto 
del botín, aun sigue siendo un misterio. 


En 1979 el gobierno soviético ordenó la reconstrucción de la sala en Tsárskoye Seló, 
el último destino que tuvo la cámara en territorio ruso. 
Tardaron 24 años en lograr acercarse a la construcción original, basados en fotografías 
en blanco y negro, único registro de la obra de arte del siglo XVIII.






El misterio ha salido de nuevo a la palestra hará algo más de un año.

Todo empezó a mediados de agosto. Una firma de abogados polaca solicitó el 10% 
que establece la ley del país sobre el valor de nuevos hallazgos arqueológicos. 
La firma actuaba en nombre de dos buscadores de tesoros, uno polaco y el otro alemán, 
que aseguraban haber encontrado la ubicación de un antiguo tren que los nazis 
enterraron en un complejo de túneles cerca de la localidad polaca de Wałbrzych, cerca 
de la fronteracon República Checa. Un convoy blindado de 150 metros cargado con 300 
toneladas de oro, joyas y obras de arte.




Tom Bower, un prominente periodista de investigación británico y autor de varios libros, 
incluyendo algunos sobre el oro robado por los nazis y temas de la segunda guerra 
mundial. Bower afirmó que el tren podría contener el legendario Salón de Ámbar, y que 
fue conocida como la Octava Maravilla del Mundo.




Mientras las fuerzas alemanas bombardearon e invadieron Europa, también  se estima 
que destruyeron o robaron cerca de cinco millones de obras de arte y objetos culturales 
de museos, iglesias, universidades y hogares.


Hasta pronto.