jueves, 20 de noviembre de 2014

MATERIALES : LOS FLUIDOS HUMANOS 2º parte


Como pudimos ver en el capitulo anterior los fluidos humanos no es una  
excentricidad ni una provocación en el mundo del arte.

Las heces humanas necesitan un capitulo completo, pero las llamaremos por su
nombre como todo el mundo las conoce " LA MIERDA "
Durante siglos han sido el fertilizante de los huertos conjuntamente con la de los
animales " EL ESTIERCOL "

En el verano de 1929, Dalí invitó a algunos miembros del círculo surrealista,René Magrite,
Camille Goemans, Paul Eluard y sus respectivas mujeres, a su casa de Cadaqués.
La discusión se orientó hacia la oportunidad de colocar unos excrementos en una tela
que estaba elaborando "El juego lúgubre".



Pisar la mierda dicen que trae suerte, es por ello que en las artes escénicas
en un estreno, a los actores no se les desea suerte, si no " MUCHA MIERDA "

Piero Manzoni (13 de julio de 1933 - 6 de febrero de 1963) fue un artista italiano 
célebre por su arte conceptual irónico.



“Merda d’artista”. En 1961 Piero Manzoni enlató sus propias heces y puso a cada lata 
su correspondiente etiqueta. 30 gramos en cada una.
La edición fue de 90 piezas. Deberían venderse de acuerdo con la cotización de su peso 
en oro.




Pero en 1991 en Sotheby un ejemplar alcanzó los 67.000 dólares.

La ciencia en el arte culinario: Mitsuyuki Ikeda


Investigador del Laboratorio Okayama, fue comisionado por la empresa de servicios 
sanitarios de Tokio para encontrar alguna utilidad a las miles de toneladas de desperdicios orgánicos que diariamente recibe el alcantarillado nipón.
Ikeda se percató de que el excremento estaba lleno de proteínas, cortesía de las bacterias 
que lo infestan. Su equipo logró extraer esa carga proteínica y elaborar carne artificial con 
ella, saborizándola con soya y dándole su tonalidad roja mediante colorantes naturales.
El resultado fue una hamburguesa hecha con 63% de proteínas, 25% de carbohidratos, 9% 
de minerales y 3% de lípidos. 
Pero, ¿cuál es la opinión de los consumidores? Según las primeras pruebas, quienes 
degustaron la calificaron como “deliciosa” y con un sabor muy parecido a la carne 
original, según relata el diario británico Daily Mail. 



 El arte como denuncia de SANTIAGO SIERRA






(Madrid, 1966) es un artista español. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad 
Complutense de Madrid, completó su formación en Hamburgo (Alemania).
Sus inicios están vinculados a los circuitos artísticos alternativos de Madrid, pero 
gran parte de su carrera posterior se ha desarrollado en México (1995-2006) donde 
amplió sus estudios en la Escuela de San Carlos de la Universidad Autónoma de 
México, e Italia (2006-2010). Actualmente vive y trabaja en Madrid. 
Ha expuesto en importantes  museos, centros de arte y galerías de todo el mundo, 
como en el Museo Kiasma de Arte Contemporáneo ARS 01 (Helsinki), en el Kunst-
Werke (Berlín) en la Kunsthaus Bregenz (Austria), en el PS1 del MOMA (Nueva York) 
o en el Artium  (Vitoria), y su obra está representada por importantes galerías como Helga 
de Alvear (Madrid España), Team Gallery (Nueva York, USA), Lisson Gal  lery (Londres, 
Reino Unido) Prometeo Gallery (Milán, Italia) y Greenaway Art Gallery (Adelaida, 
Australia).

El arte de Sierra, cargado de reivindicaciones sociales y políticas desde sus comienzos, 
intenta visibilizar la perversidad de las tramas de poder que fomentan la alienación y 
explotación de los trabajadores, la injusticia de las relaciones  laborales, el desigual 
reparto de la riqueza que produce el sistema capitalista y las discriminaciones por motivos raciales.

La obra de Sierra ha tenido un considerable impacto en la literatura crítica internacional y son muchos los teóricos e historiadores que se han ocupado de ella.

Una de sus obras
Se construyeron 21 módulos de material fecal humana de 215 centímetros por 75 por 20 de
profundidad.





Gracias al Dr. Bindeshwar Pathak y a toda la gente de Sulabh Internacional of India, quienes trabajaron sin aceptar cobrar patrocinando así esta obra.
La materia fecal fue recolectada de Nueva Delhi y Jaipur.

Los trabajadores del movimiento sanitario Sulabh Internacional of India son 
mayoritariamente scavengers (intocables) quienes deben afrontar por nacimiento 
la penosa tarea, tanto psíquica como física de acarrear materia fecal humana, cargando 
las culpas de una vida previa de maldad.

La materia fecal que fue recolectada y guardada en reposo tres años desde su 
deposición lo que a efectos sanitarios la hace equiparable a la tierra.
Fue luego mezclada con fevicol, un aglutinante plástico, y secada en moldes de madera.

El resultado de todo ello, menos uno de los módulos que es propiedad de Sulabh 
Internacional of India, fue presentado por primera vez en la Galería Lisson de Londres, 
Reino Unido, del 30 de noviembre de 2007 al 19 de enero de 2008.

Fue galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas de España en 2010, que rechazó.

Continuara Hasta  pronto.