domingo, 16 de marzo de 2014

DE LA MANO DE RICARDO OPISSO

Si las obras de un artista son importantes, casi siempre su entorno, sus vivencias
y la época que le toco vivir, son tan importantes como la propia obra del artista.

RICARDO OPISSO i SALA (Tarragona, 20 de noviembre de 1880- Barcelona, 
21 de mayo de 1966) fue un pintor, dibujante e historietista catalán.



La obra de Opisso es fuente de información gráfica obligada para todo aquel que quiera 
conocer la historia y las costumbres de la Barcelona de las cuatro primeras décadas del 
siglo actual







Que sus obras estén repletos de personajes tiene su historia.



Se cuenta una anécdota simpática respecto a su afición a abigarrar el espacio con sus 
personajes. Dicen que Antoni López, editor de L'Esquella, hombre muy tacaño, le pagaba 
los dibujos a tanto el personaje. 
Preguntado sobre cómo hacía para dibujar esas multitudes, Opisso contestó que el elemento fundamental era "el uso infatigable de la goma de borrar".

BARCELONA LA SAGRADA FAMILIA 1915



En la Barcelona modernista de finales del siglo XIX, OPISSO trabajó como ayudante 
de ANTONIO GAUDI  en las obras de la Sagrada Familia de Barcelona desde 1892.

GAUDI  POR OPISSO



Con Gaudí, el joven Opisso realizó todas las faenas de los aprendices y llegó a delineante.
Permaneció más de seis años bajo la dependencia del genial arquitecto.

Su hijo Alfred explica que cuando el primer día volvió del trabajo, su padre le preguntó: 
"¿Estás contento?", y él, siempre pesimista, le contestó: "Sí, pero ¿qué haré cuando se 
acabe la Sagrada Familia?".




Ciertas estimaciones en función de los avances técnicos modernos y el creciente número 
de donaciones, prevén que su construcción podría finalizar en el año 2026, coincidiendo 
con la fecha del centenario del fallecimiento de Gaudí. 


OPISSO sintió una verdadera veneración por Gaudí y valoró mucho la enseñanza práctica 
recibida a su lado, a pesar de que no estaba demasiado de acuerdo con el espíritu 
ascético de éste, que quería infundirle la fe religiosa.
Seguía con las escapadas al Paralelo





y tenía afición a juntarse con los jóvenes que haraganeaban junto a las obras del templo en construcción.

GAUDI sentía un especial afecto por su joven colaborador, que incluso sirvió de modelo 
para representar uno de los ángeles de la fachada del Nacimiento.




La relación con Gaudí acabó de manera casi súbita. Alfred Opisso lo explica de esta 
manera: "Gaudí le dio dinero y le indicó que reservara dos camarotes para viajar a Palma 
de Mallorca, 'donde acabaremos les vidrieras de la catedral.



Dormiremos en la casa del obispo'. A mi padre le entró pánico ante la idea de tener 
de viajar en barco y sobre todo tener que dormir en la casa del obispo.

Cogió a un chico del barrio, metió el dinero en un sobre y le dijo: 'Lleva esto al señor 
Antoni'. Y dejó de ir a trabajar".


ELS QUATRE GATS



Se inscribía en una larga tradición de tertulias, cenas y reuniones de arte propias de 
la ciudad de Barcelona, Se realizaron exposiciones de arte (las dos primeras individuales 
que Pablo Picasso realizó en su vida tuvieron lugar allí en febrero y julio de 1900), veladas literarias y musicales, espectáculos de títeres y sombras chinescas, etc.

OPISSO





Pueden verse en la mesa entre otros a Nonell, Picasso, Canals, Casagemas, el mismo 
Opisso y, frente a ellos, el tabernero Pere Romeu.
Son extraordinariamente representativos los dibujos de Opisso dedicados a los 
Quatre Gats.




Cinto Raventós, Pablo Picasso, Ramón Raventós, Vidal i Ventosa a Els 4 Gats.
Apunte de Ricard Opisso.

OPISSO forma grupo con Picasso un año más joven que Opisso, Manolo Hugué,
pintor y escultor catalán y Casagemas, pintor y poeta catalán.
Todos ellos admiraban y escuchaban con respeto a los consagrados CASAS,



RUSIÑOL



ANGLADA CAMARASA




La similitud fonética entre los apellidos de Picasso y Opisso y las parecidas edades podrían 
hacer pensar en un cierto paralelismo entre ambos jóvenes; la realidad era muy diferente, 
y aunque Picasso dibujó genialmente a Opisso
y éste a Picasso.

Nunca hubo entre ellos una verdadera amistad. En realidad el gran amigo de Picasso, 
era CARLES CASAGEMAS pintor y poeta catalán.


llegó a ser uno de sus grandes amigos de juventud. Con él se instaló en un pequeño 
piso en la Riera de Sant Joan de Barcelona


PICASSO


compartió su primer estudio. 
Viajo a París junto a Picasso para visitar Exposición 
Internacional de 1900. 
Se instalaron en el antiguo estudio de ISIDRE NONELL i MONTURIOL

AUTOCARICATURA


(Barcelona, 30 de noviembre de 1872 - 21 de febrero de 1911) fue un pintor catalán


Sin duda el artista que más influencia ejerció en la formación de la personalidad pictórica 
de CASAGEMAS.


Fue allí dónde se enamoró de Laure Gargallo, conocida como apodada Germaine Gargallo,
una modelo. 

CASAGEMAS


Su impotencia sexual hizo que la relación fracasara. Lo que le ocasiono una depresión
Al cabo de tres meses, Picasso intentó alejar su inseparable amigo de París porque 
empezaba a tener malas sensaciones, y se lo llevó para Navidad de retorno a Barcelona
y Picasso fue a pasar la Navidad, a Málaga.


Pero Casagemas estaba tan obsesionado por su modelo que volvería pronto a París, donde 
le esperaba su final trágico.

Fue repudiado nuevamente por la modelo, lo que provocó que intentara matarla. El 17 de 
febrero de 1901.
Profundamente deprimido por el rechazo de Germaine, intentó matarla con una pistola en el parisino Café Hippodrome, hoy Palace Clichy.


Tras fallar el tiro se apuntó a la cabeza y disparó, acabando con su vida a la edad de 20 años.

PICASSO 



Perturbado por estas circunstancias el joven Picasso modifica su forma de pintar 
e inicia en Barcelona la época azul, el color de la tristeza, con el cuadro 


El entierro de Casagemas.



En esta etapa, que duró cuatro años, el artista quiso reflejar toda la miseria humana: 
trabajadores agotados, mendigos, prostitutas, alcohólicos.





Barcelona 20 de julio de 1936, dos días después del alzamiento militar que originó la 
Guerra Civil Española.
OPISSO se encontraba visitando la obra de la Sagrada Familia, cuando unos grupos
de anticlericales incendiaron la cripta,



por lo que se destruyó en su mayor parte el taller en el que Gaudí había trabajado, 
y donde se encontraban sus esbozos, maquetas y modelos. 



Gracias a la intervención  de OPISSO, consiguió evitar que se profanara la tumba 
del arquitecto y maestro ANTONIO GAUDI

Entre 1901 y 1902 Opisso viajó a París donde frecuentó a Picasso y otros asiduos de 
Els Quatre Gats que ya iban situándose, además de conocer a famosos personajes 
parisinos de la época. 
A Picasso lo dibujó en numerosas ocasiones dejando aflorar de manera notable la 
personalidad del pintor, realizo una serie dedicada muchos años después a su ídolo 
Tolouse-Lautrec




Lautrec entre Zuloaga y Maxime Dethomas.




Ricard Opisso y contemporáneos. Una crónica del siglo XX.


 


Hasta pronto.