viernes, 14 de septiembre de 2012

DEL OPUS TESSELLATUM AL TRENCADÍS DE GAUDÍ

LOS MOSAICOS



Cuando los romanos fueron conquistando a lo largo del siglo II a. C. las regiones de Grecia 
y de Asia Menor, la obra de mosaico era ya común en todo el mundo de habla griega.

MAUSULEO DE GALLÁ PLACIDIA en Revenna al norte de Italia



El arte del mosaico pasó con facilidad al orbe romano comenzando así un género 
artístico-industrial, del que hicieron una verdadera especialidad.

SANTA SOFIA  en Estambul



Los mosaicos eran para los romanos un elemento decorativo para los espacios 
arquitectónicos. Llegó a ser un arte tan apreciado y difundido que en el siglo III el 
emperador Diocleciano promulgó un decreto en el que estableció el precio que los artistas 
podían dar a sus obras, según los grados de calificación previa.

BASILICA DE SAN VITALE  en Revenna al norte de Italia



Cuando en el año 330 el emperador Constantino trasladó la capital del Imperio romano de 
Oriente a Bizancio, otorgó bastantes facilidades y favoreció el éxodo a los maestros 
griegos y romanos fabricantes de mosaicos (llamados mosaistas). En Bizancio el arte del 
mosaico se unió con la tradición oriental y dio lugar a una evolución que se distinguió 
sobre todo por el uso muy generalizado de grandes cantidades de oro.

TALLER DE RESTAURACIÓN en La Ciudad del Vaticano Roma




El TRENCADÍS (en catalán, 'roto' más o menos al azar)
Techo en el salon de actos del Hospital San Pablo Barcelona.
Obra de MARIO MARAGLIANOS



Es una especie de mosaico realizado con fragmentos cerámicos unidos con argamasa,
típico de la arquitectura modernista catalana. 
Los arquitectos catalanes del modernismo fueron proclives al uso de baldosas cerámicas.

ANTONIO GAUDÍ


Propuso un sistema hasta entonces inédito, el TRENCADÍS.
JOSEP MARIA JUJOL


Josep Maria Jujol i Gibert (Tarragona, 16 de Septiembre de 1879 - Barcelona,
1 de Mayo de 1949) fue un arquitecto modernista catalan.


Estrecho colaborador de Antoni Gaudí, fue creador de una obra arquitectónica con 
un marcado carácter personal. 

Fue el encargado de aplicarlo y quien le dio la personalidad característica.
Utilizaba piezas de rechazo de la fábrica Pujol i Bausis, emplazada en Esplugas de 
Llobregat, así como fragmentos de platos y tazas de café de loza blanca procedente
de otras partes.

PARQUE GÜELL  Barcelona Cataluña ANTONIO GAUDÍ & JOSEP Mª JUPOL



En 1984 la Unesco incluyó al Parque Güell dentro del Lugar Patrimonio de la humanidad.

Hasta la próxima semana.