miércoles, 15 de febrero de 2017

EL 27 DE ENERO DE 1945 (2)

El poder de la música.

En la actualidad muchas de las obras artísticas, realizadas en campos de concentración
se pueden ver en los museos de dichos campos. Pero son muy pocas en comparación
con las que se realizaron en secreto.



A diferencia de composición de música forzada, los prisioneros también tocaban y 
componían música por iniciativa propia, para sí mismos y para sus compañeros reclusos. 

En este caso, la música funcionaba como una técnica de supervivencia cultural y como 
medio de resistencia psicológica: servía para superar la situación de amenaza de vida 
en el campo y ayudaba a aliviar el miedo.

"La peor de las fatigas es abandonarse" - Luis Gil, superviviente de Mauthausen

Mieczysław Kościelniak 1945. Collections del museo de Auschwitz



Mieczysław Kościelniak 29 de enero de 1912, Kalisz, Polonia - 5 de marzo de 1993



Fue un pintor y diseñador gráfico, Superviviente de los campos de Auschwitz

Con el simple hecho de tararear o silbar una melodía los reclusos podían combatir el 
temor y la soledad en la celda de castigo.


Entre las partituras encontradas hay salmos, sonatas, sinfonías, música religiosa, tanto 
judía como cristiana, óperas, canciones de cuna y hasta tangos.
Es que el tango estaba muy de moda en Europa en los años del nazismo.


El compositor polaco-alemán Józef Kropinski, quien recluido en el campo de 
concentración de Buchenwald, en Alemania, y de Auschwitz, compuso numerosos 
tangos y muchísimas otras obras. También otro polaco, Zygfryd Maciej Stryjecki, 
internado en dos campos diferentes, autor de “Tango argentynskie”, y un tango 
anónimo escrito en lengua idisch, el idioma que hablaban los judíos alemanes y 
del este de Europa, que algunos han atribuido a una muchachita de 13, años que lo 
habría escrito en Auschwitz.
Rebeka idish Tango del compositor judío Zygmunt Białostocki de  Vítebsk, Bielorrusia,
vocal: Olga Avigail, piano: Hadrian Tabęcki, bandoneon: Grzegorz Bożewicz, 
guitar: Piotr Malicki


video

El tango Plegaria, se convertirá en el tango de la Muerte.
Mieczysław Kościelniak





video

Los Sonderkommandos (literalmente "comandos especiales") eran unidades de trabajo 
durante la Alemania nazi que estaban formados por prisioneros judíos, y no judíos,

seleccionados para trabajar en las cámaras de gas y en los crematorios en los campos 
de concentración nazis, durante la Segunda Guerra Mundial. 
Los Einsatzgruppen tenían sus propios batallones Sonderkommandos para "asignaciones 
especiales". 
David Olère nació el 19 de enero de 1.902 en Varsovia




David Olère es el único artista profesional entre los supervivientes de los 
Sonderkommando judíos que trabajaban en las cámaras de gas y los crematorios 
de los campos nazis.

"La comida de los muertos para los vivos" autorretrato.




Olère recoge alimentos abandonados cerca de las salas de ducha del crematorio III 
de Birkenau, para lanzarla por encima de la valla a las prisioneras del campo de mujeres



Nos muestra  estos segundos de felicidad, que da la supervivencia.

David Olère, también estuvo en el campo de exterminio de Mauthausen.
Fue conocido como el campo de los muertos andantes. fue el campo inaugurado por los
republicanos españoles, donde las artes fueron esenciales para la supervivencia y donde
la música nacería muy diferente a los otros campos.

CONTINUARA. Hasta pronto