miércoles, 11 de mayo de 2016

"LA COMISIÓN ROBERTS" Y VAN MEEGEREN

Quizás convendría empezar, que en las guerras no hay ni vencedores ni vencidos
ni buenos ni malos, solamente perdedores.

La Catedral St. Michael de Londres fue bombardeada durante el Blitz: una operación 
de bombardeos realizada por la Luftwaffe contra la capital británica en 1940.




Iglesia de Nuestra Señora, Dresde, Alemania.  en el que 135.000 personas murieron 
debido a las bombas aliadas.




La Catedral Urakami (Nagasaki, Japón) fue casi borrada por la bomba nuclear el 9 de 
agosto de 1945.




Hitler, además de invadir vastos territorios con sus poderosos tanques y su abundante 
Luftwaffe, estaba desvalijando los museos europeos para construir en la ciudad donde
vivió su infancia, Linz, Austria, el Führermuseum (museo del Führer) con lo más
selecto de las obras de arte que habían sustraído.

Por esa razón los museos más emblemáticos estuvieron cerrados y sellados durante 

los seis años que duró el conflicto, la Mona Lisa de Da Vinci se cambió cinco veces de
lugar y el Hermitage evacuó 1,2 millones de piezas en cuatro semanas para evitar que
la ambición de Hitler y de su segundo, Hermann Goering, se apropiara de aquellos
tesoros de la humanidad.

Soldados nazis sacan un cuadro de Sandro Botticelli de la galería de los Uffizi, en
Italia.



Pero miles de obras de pequeñas galerías y coleccionistas privados no tuvieron la 
misma suerte. 
De hecho, cuando Goering fue arrestado, se halló bajo su custodia una colección 
de arte superior a la Galería Nacional de Washington, el mayor museo de este tipo 
en EE.UU.


La presión de los historiadores de arte, conservadores y directores de museos  en 
Estados Unidos hizo efecto: en junio de 1943, el presidente Franklin D. Roosevelt 
aprobó una resolución que creaba una comisión de salvamento de monumentos y obras 
de arte en zonas de guerra. 

Sin embargo, quedaba un asunto por resolver: ¿quiénes iban a ser lo salvadores del arte
incautado?


Fue cuando se creó el comando, bajo la instrucción del presidente de la Corte Suprema 
de Justicia de EE.UU., Owen J. Roberts.



El trabajo en el terreno se denominó "La comisión  Roberts" 
unos 200 hombres, entre soldados, historiadores de arte, directores de museo , 
restauradores dueños de galerías de diferentes países fueron enviados a la guerra.
Se los llamó los " Monumentsmen " ( Hombres de los Monumentos


La labor de este pelotón especial del mundo del arte fue recuperar las piezas que 
los nazis habían robado y devolverlas a sus dueños originales.


Monumentsmen Lt. Frank P. Albright, Oficial de enlace polaco Maj. Karol Estreicher, 
monumentsmen Capt. Everett Parker Lesley, y el soldado. Joe D. Espinosa, guardia con 
el 34º batallón de la artillería, posan con “La Dama del Armiño de Leonardo da Vinci” 
a su regreso a Polonia en abril de 1946.




Cabe destacar que todos ellos y ellas  los Monumentsmen eran grades expertos en 
arte hecho a tener en cuenta para comprender mejor la historia del artista holandés 
Van Meegeren, fue un pintor y marchante que ha pasado a la historia...



Solo por poner un ejemplo de un Monumentsmen.
Patrick Lennox Tierney ( 1914 – 2015 )



Patrick Tierney Lennox fue un destacado estudioso del arte japonés y un defensor 
permanente para la educación del arte asiático.
Lennox Tierney murió el 12 de junio de 2015, en Salt Lake City. 
Su increíble colección de más de 250.000 diapositivas, rollos de película, y vídeos de 
conferencias relacionadas con el estudio de arte asiático se conservan en el 
departamento de Colecciones Especiales de la Biblioteca J. Willard Marriott en la 
Universidad de Utah.


Al terminar la 2ª guerra mundial los aliados requisaron la colección de arte que el nazi 
Göring escondía en una mina de sal en Altaussee, Austria




Los Monumentsmen inspeccionando las obras de arte.





Seria en estas minas donde el artista Van Meegeren (autorretrato)


Pasaría a ser de un traidor y colaboracionista nazi a casi un héroe nacional.
Continuara. Hasta pronto