domingo, 5 de julio de 2015

RENÉ ALPHONSE BERGHE ( ERIK EL BELGA )

René Alphonse Ghislain Vanden Berghe (Nivelles, 1940),  estudió Proyección Lineal, Arte 
y Pintura en la Escuela de Bellas Artes de Nivelles, en Bélgica.

Una exposición de obras suyas en Madrid



René Alphonse es un experto en arte sacro y un estupendo pintor y restaurador, y 
colaborador de la policía, para localizar obras robadas. Actualmente esta afincado en
Málaga España, y ha dedicado tiempo y dinero a obras benéficas, donaciones de cuadros 
pintados por él.

Pero como es lógico toda historia, tiene un principio.

René Alphonse Ghislain Vanden Berghe, más conocido por toda la policía como.
Erik el belga

Es uno de los más afamados y escurridizos ladrones de arte del siglo XX, además de uno  
de los mejores falsificadores. Ha robado más de 6.000 obras de arte en toda Europa, una 
parte de ellas en España.

Su abuelo le transmitió el amor por el arte gótico y el románico, su madre lo introdujo en 
el mundo de la pintura, y su padre le enseñó los secretos del bosque, las armas y los libros antiguos.

Empezó su carrera como anticuario en Bélgica, donde compraba muebles a los dueños 
de casas y castillos abandonados tras la segunda guerra mundial para restaurarlos y 
venderlos, y llegó a hacerse un nombre en el mercado de antigüedades en Europa.

Pero el ambiente tras la segunda guerra mundial era perfecto para aprender las artes del contrabando y su carácter le dio el ansia por el conocimiento y la lógica necesaria para 
justicar su querencia por las piezas de arte sacro.

A medida que sus clientes se hicieron más exigentes, él empezó a robar de iglesias y 
museos, aunque asegura que sólo un 5 por ciento de sus 600 golpes  fueron a iglesias.

Fue condenado a muerte en Francia, conoció el temible Penal de El Puerto de Santa María 
en los tiempos en que cada amanecer el garrote vil ejecutaba las sentencias a muerte 
dictadas durante el franquismo.

En 1966 fue detenido cuando acudía con intención de robar a la catedral de El Burgo de 
Osma (Soria, España). En 1976 fue detenido de nuevo y condenado a 10 años de prisión 
en Bélgica, pero poco después se fugó de la cárcel de Verviers y se refugió en España definitivamente, donde aprovechó las insuficientes medidas de seguridad de iglesias y monasterios. Tras entregarse, fue detenido en 1982 por receptación. Estando en la cárcel 
Modelo de Barcelona, llegó a un acuerdo con las autoridades para adquirir su libertad 
provisional a cambio de colaborar en la recuperación de las piezas robadas. Tras 35 meses 
y 1500 obras devueltas, abandonó la prisión en 1985, quedando absuelto de sus 14 juicios pendientes por robos contra el patrimonio histórico artístico debido a la prescripción de los 
delitos. Desde entonces vive en Málaga, donde sigue ayudando a la policía a recuperar 
obras artísticas. Ha publicado sus memorias en un libro llamado "Por amor al arte" .



Solo unos cuantos apuntes del libro y una entrevista publicada en el periódico catalán
La Vanguardia, las cuales creo que son lo suficiente interesantes en el mundo del arte.

En el primer relato de sus memorias, empieza comentando...
Una delicada talla gótica ha sido sustraída de una iglesia alemana. En la persecución la 
policía dispara a uno de los ladrones. Él no sabe muy bien dónde le duele, pero se le 
empieza a nublar la vista. La talla se ha manchado de sangre y tiene un agujero. 
La preciosa obra de arte ha salvado la vida al ladrón más famoso del mundo : Erik el Belga.

Se especializo en el arte sacro, románico y gótico.

Soy católico y la Iglesia es de todos los católicos, luego lo que es de la Iglesia también es 
mío o si no  hubiera salvado esta pieza de la carcoma ahora no existiría. En ocasiones, no 
le faltaba razón.
Un auténtico thriller en el que se desvela la trama que hay tras los robos de arte. 
A Erik se le calculan unos 600 golpes en Europa, algunos muy sonados en España, donde a 
nadie parecía importarle el patrimonio.

Según dice en España salía más barato comprar las obras de arte al clero que robarlas.

Como es el caso del obispo Abilio del Campo y de la Bárcena.

Dona Pilar Polo de Franco - El generalísimo F. Franco y el obispo



Este obispo, vendió la mayor parte de arte sacro de la Catedral de Santa María de Calahorra



Fotografía de la Capilla de San Pedro de la Catedral de Santa María en Calahorra (La Rioja). 



Lo que le vendió el obispo Abilio del Campo a Erik  esta cifrado en toneladas.

Se atribuyen a Erik, robos como las famosísimas tablas de Pedro Berruguete en la 
iglesia de Santa Eulalia de Paredes de Nava (Palencia),  sin duda uno de los hurtos más 
espectaculares por el valor de las pinturas, de las más destacadas del primer 
Renacimiento hispano.

El Rey David


Salmón

Pedro Berruguete (Paredes de Nava, Palencia ~1450 - 1503) fue un pintor español, situado 
en la transición del estilo Gótico a la pintura renacentista.
Presunto autorretrato de Pedro Berruguete (Museo Lázaro Galdiano, Madrid).



En diciembre de 1979, se llevó a cabo el espectacular robo de Roda 
de Isábena, localidad de la que fue sustraída la Silla de San Ramón, de estilo Románico

El aspecto original de la silla de San Ramón antes de ser expoliada y troceada.
La imagen procede de «Historia del Mueble" de Luis Feduchi, editorial Blume 




Y  devuelto por él mismo años mas tarde, aunque eso si después de haber  sido troceado 
para sacarlo de España, ya que esta silla se considera el mueble más antiguo de los que se conservan. Una estructura de metacrilato reconstruye las partes que no han podido ser recuperadas y devueltas a este templo.



También se le atribuyen robos en Navarra (por el retablo del Santuario de San Miguel de 
Aralar cobró 100 millones de pesetas de 1976, su robo mejor pagado)

La falsificación tiene un encanto distinto al de la creación; es algo cosquilleante, un 
combate de la inteligencia y la astucia; no se trata de hacerlo bien, sino mejor que bien, 
de mejorar al autor, de meterse en su piel” afirma Erik el Belga, un gran falsificador que 
sostiene, convencido: “Yo he sido Van der Weyden pintando rostros de vírgenes 
alabastrinas".
Dice Erik que “nadie ha amado a los maestros con mayor intensidad que yo” y que 
“falsificar no es un arte, es un don, algo esotérico y quien no lo sienta así nunca llegará 
a ser un gran falsificador, si acaso un copista mediocre”.

Referente a las falsificaciones, en su entrevista que realizo el periódico la "Vanguardia"

Le preguntaron si existían falsificaciones en museos?
-Por supuesto.
-¿Suyas?
-Bueno… las hay. En Alemania tengo obras en once museos, y también en América.
-¿Firmadas por usted?
-No, no, por supuesto que no. ¿Quién las compraría? (Ríe). Era un buen falsificador.
¿Qué pintores eran sus preferidos?
Todos menos los que no me gustan. Por ejemplo, si me encargas un Velázquez digo que 
no. Me gusta Gutav Klimt, lo pinto que ni te puedes imaginar. Renoir, los impresionistas… 
Habré hecho 40 o 60 Corot que están todos en museos de América. Él pintó 2.000 cuadros 
y hay 2.600 solo en museos americanos. (Ríe).

Jean-Baptiste Camille Corot (París, 16 de julio de 1796 – ibídem, 22 de febrero de 1875)



Fue un pintor francés de paisajes, uno de los más ilustres de dicho género y cuya 
influencia llegó al impresionismo.

CAROT  Metropolitan museo de Nueva York



CAROT Nacional Galería de Canadá



CART  Ordrupgaard Colección Copenhague



En su libro no habla de Catalunya…
-La quiero mucho, viví allí e hice algunos museos, el de Olot, el de la Catedral de 
Tarragona, el de Vilanova i la Geltrú…
-¿Qué quiere decir con 'hice'?
-Robarlos, que no es fácil, y nunca me pillaron haciendo un trabajo. Eso es fuerte.
-¿Qué obras le interesaron de Catalunya que no llegó a robar?
-Bastantes. La farmacia de Llívia es preciosa, cada tarro vale una fortuna. Y era fácil de 
hacer, pero me quedé sin hacerla.

Los árabes fueron los creadores de la farmacia como profesión independiente de la 
medicina, abriendo la primera en Bagdad.
La farmacia más antigua de Europa es la de Livia.







Si nos acompañara ERIK EL BELGA en una visita al  MUSEO NACIONAL 
DE ARTE DE CATALUÑA. En la sección del arte románico catalán  la más importante 
y completa del mundo.


video

Seguro que nos enteraríamos,  hasta de lo que no esta escrito el los libros del
Arte Románico, quizás el único problema seria al salir.

También en lo personal, René Alphonse ha protagonizado una historia azarosa. 
Ha tenido siete parejas, se ha casado cinco veces y es padre de otros tantos hijos.


video

Como se dice en España " GENIO Y FIGURA HASTA LA SEPULTURA "

Hasta pronto.