viernes, 18 de abril de 2014

JOYERÍA - BISUTERIA: DISEÑO, IMAGINACIÓN Y CREATIVIDAD

El diamante Graff Pink.




Es un diamante rosa de corte esmeralda de 24,8 quilates, creado hace más de 60 años por 
HARRY WINSTON, diseñador de joyas americano, hasta que un propietario anónimo la 
adquirió y no fue hasta hace poco más de cuatro años cuando se subastó.
Es un diamante rosado que recibe su nombre debido a su comprador, Lawrence Graff
presidente de Graff Diamonds.

Pongo como muestra este diamante, como prueba de la gran importancia, del diseño y 
tallado de la piedra. El más mínimo fallo y hoy no seria una joya única en su genero.


La democratización de la joyería, originada por el descubrimiento de nuevos materiales y 
técnicas de trabajo y su implementación industrial a lo largo de la segunda mitad del siglo 
XIX, traza los orígenes de la bisutería fina y su posterior desarrollo.

FRAN MAYANS




Es una diseñadora mallorquina, con sus diseños nos muestra, su gran imaginación 
y creatividad. 

Tanto en estilos como en su elección de materiales, para sus realizaciones.

Estilo vintage es el trabajo realizado sobre una esfera de reloj antiguo.
Colgante en plata y oro de ley 



Rama de coral montada en oro y pequeños diamantes de la que cuelga un pequeño pez  
también tallado en coral.

Pendientes montados con una pareja de turmalinas talladas en forma de alas 
de mariposa.
Colgando dos peras de ónix y sobre ellas un calado en oro de ley con diamantes 
talla brillante. 
Montado de tal forma que todo el pendiente tiene un bonito movimiento.


Colgante de turquesa tibetana y flecos de espíenlas negras. Montado en oro de ley.


Colgante de Jaspe Oceánico y oro de Ley


Es solo una pequeña muestra de délos diseños de FRAN MAYANS, que con una gran 
variedad de materiales nobles y seminobles con su creatividad, consigue autentica obras
de arte.

Pero el uso del oro y diamantes en el diseño, no es exclusivo de la joyería. 
En el arte de la cocina existe autentico diseño combinando el oro y diamantes con la comida.

   
Lo que no es muy común es comer sushi decorado con diamantes y oro. 
Esto sólo ocurre en un exclusivo restaurante de Manila donde el chef filipino 
ANGELITO ARANETA Jr. 


Se encarga de elaborar piezas deliciosas para luego coronarlas con diamantes africanos 
y hojas de oro de 24 kilates. Cinco piezas del “sushi-joya” cuesta alrededor de 2000$USD, aproximadamente 1500€ al cambio.

No se extrañen hace ya unos cuantos  siglos, que el oro era recetado como medicina. 
La gente pudiente masticaba láminas de oro y era añadido a las comidas en forma de 
polvo, como si fuera un condimento. 
Por ejemplo, los alquimistas del rey francés Luis XII (1601-1643)



le hacían beber gran cantidad de oro líquido para enderezar su maltrecha salud.

EL JEWELEYE  es un nuevo sistema de diseño de joyería para los ojos.



El Instituto para la Cirugía Ocular Innovadora ha desarrollado una técnica que permite 
implantar pequeñas joyas en el globo ocular.
Estas joyas tienen un espesor de 3 mm. y están hechas de platino. 



El procedimiento se realiza en 15 minutos y cuesta unos 750 dólares.


LA BISUTERIA 
La renuncia a utilizar materiales preciosos, con la excepción de la plata y algunas piedras naturales, la libertad creativa, que da lugar a piezas originales, atractivas y fantasiosas, 
el innovador uso del color, el contraste de acabados, y la alta calidad de la manufactura caracterizan la mayoría de los trabajos.

Murano y Cristal



KERRY HOWREY




Es una joven estudiante de joyería de la Universidad de Middlesex (Londres) .
Como proyecto de fin de carrera quiso crear joyas en si mismas, sin que importaran los 
materiales de los que están hechas, algo que según ella se ha perdido, ya que en la
actualidad se da mas valor al valor del material, oro, diamantes, etc, que al trabajo que en 
si misma tiene la joya y la labor del artesano que la realiza.



Inspirada en la época victoriana, ha querido hacer de algo cotidiano como el cabello 
humano, un elegante y elaborado trabajo que ya ha sido exhibido en pasarelas de moda




galardonado con el Premio    “Arthur Silver”




Es cierto lo que piensa  Kerry Howrey, que se le da mas importancia a la joya que al
diseñador y la labor del artesano que la realiza.


Diamante en bruto de 1,68 kilates.




 Hasta pronto.