viernes, 13 de julio de 2012

ADOLF WÖLFLI

ADOLF WÖLFLI nació Berna, 29 de febrero de 1864



Wölfli tuvo una infancia turbulenta. Fue víctima de abusos sexuales y quedó huérfano a 
los diez años, tras lo cual pasaría años interno en distintos orfanatos.


Posteriormente trabajó como peón agrícola y llegó a alistarse fugazmente en el ejército. 
Acusado de intento de abuso de menores, fue condenado a una pena de cárcel.


Tras su liberación fue arrestado por una ofensa similar, lo que le llevó a ser ingresado en 
el hospital psiquiátrico Waldau, en Berna donde pasaría el resto de su vida.




Siendo víctima de psicosis y alucinaciones, inicialmente su comportamiento se describía 
como violento y agitado, razón por la que durante una etapa se le mantuvo en régimen de
aislamiento.


Algún tiempo después de su internamiento, Wölfli comenzó a dibujar. Por desgracia sus 
primeros dibujos no han sobrevivido, resultando por tanto difícil determinar el momento 
exacto en que emprendió su obra. Los dibujos más antiguos que se conservan (unos 50) 
fueron realizados entre 1904 y 1906.


video


Wölfli murió en 1930 tras lo cual se estableció una fundación para la conservación de 
su obra y sus trabajos fueron trasladados al Museo de Bellas Artes de Berna, donde 
siguen expuestos hoy día.


El trabajo de Wölfli ha inspirado a muchos compositores, seguramente el más importante 
de los cuales es el danés  Per Norgard que modificó radicalmente su estilo tras contemplar 
la exposición de Wolfi, llegando a componer una ópera inspirada en la vida de este artista 
que tituló "El Circo Divino".


Y lo que no veremos en museos, es la otra cara del arte